Vende tu auto
Autos ecológicos

Imágenes inéditas del interior del Mercedes-Benz EQS

El buque insignia 100% eléctrico de la marca alemana ofrecerá un nivel de tecnología más que futurista.

Imágenes inéditas del interior del Mercedes-Benz EQS

Puede ser que Mercedes-Benz, tras el anuncio de la fastuosa y supersofisticada Hyperscreen, no tenía mucho más que contar sobre el EQS. Sin embargo, queda mucho por decir sobre el que será el buque insignia 100% eléctrico de la marca alemana.

El EQS de MB se fabricará junto al Clase S y al Maybach S en la famosa Fábrica 56, ubicada en Sindelfingen, que no solo es la planta más moderna de Mercedes-Benz, sino que también es carbono neutral. Si todo sale bien, en agosto de este año, el EQS verá la luz al final de dicha línea de ensamblaje, pero antes de su debut, estamos seguros de que quieres conocer más secretos de este revolucionario modelo eléctrico.

Placer para todos los sentidos

El lujo para Mercedes-Benz se orienta hacia lo que el conductor y sus pasajeros puedan experimentar. No se trata solo de un armado de alta calidad y materiales premium, sino cómo el auto te hace la vida más fácil y agradable; en ese contexto, todo lo que puedas ver, oír, tocar y oler será una experiencia dentro del EQS.

Lo segundo, y muy fácil de notar, es el protagonismo que toma la interfaz MBUX Hyperscreen, este conjunto de pantallas de alta definición que se alojan bajo una gran cubierta de cristal, como si fuese un gran monitor integral. Esto tiene que ver con que, como el auto es eléctrico, la misión para el equipo de diseño fue justamente elegir un método de trabajo diferente para abordar el interior, que resultó siendo una apuesta por la digitalización de la gran mayoría de los elementos de control del auto, algo muy acorde con el concepto del EQS.

Esto significa que hay algunos elementos nuevos que no hemos visto antes en un Mercedes, como los finos difusores de aire en la parte superior o la consola central flotante tipo puente, que libera un espacio de almacenamiento bajo este, entre los asientos. Se mantienen los aireadores laterales tipo "turbina" y algunos detalles clásicos de Mercedes, como las cubiertas metalizadas para el sistema de audio y la regulación de los asientos en las puertas, entre otros.

También llama la atención la integración total de formas, como la luz ambiental que envuelve las puertas y la consola principal, así como las formas de las puertas, que continúan por detrás de la Hyperscreen para dar una sensación multicapa.

El paquete AMG Line, pero sin el Hyperscreen.

Mercedes-Benz ofrecerá dos líneas extra de diseño, llamadas Electric Art y AMG Line, con diferencias en los asientos y superficies iluminadas. El fabricante ha trabajado tanto en este aspecto que ahora encontramos cosas muy elaboradas, como asientos con tejidos que asemejan capas superpuestas de cuero, nuevas tonalidades para la tapicería, acentos en color oro rosa (derivado del tono característico de los conductores de una bobina eléctrica) y superficies metalizadas que, gracias a la técnica del corte por láser, muestran una trama en diseño retroiluminada.

Finalmente, la interfaz gráfica del panel de instrumentos se podrá personalizar en tres estilos (discreto, deportivo y clásico) y tres modos (navegación, asistencia y servicio) más dos formatos extra para el proyector Head-Up Display con realidad aumentada.

Sonido

Para MB la noticia no es el sistema de audio Burmester (uno de los mejores que pueda tener cualquier auto) con 15 parlantes y 710 watts de potencia, sino que se adoptan nuevos conceptos acústicos orientados a brindar una experiencia de uso distinta para el auto. Hay dos perfiles de sonido, llamados Silver Waves y Vivid Flux. El primero comprende tonos y sonidos más suaves, mientras que el segundo apela a sonidos futuristas y timbres más cristalinos. Así mismo, hay un modo extra, descargable, denominado Roaring Pulse, que es más mecánico.

Estos sonidos tienen que ver con los tonos de pulsación, señales acústicas del auto y hasta el mismo sonido que emula la propulsión del auto, el cual funciona a partir de un procesador interactivo que acompaña el estilo de manejo.

Climatización y purificación

El sistema Energizing Air Control Plus cuenta con un potente filtro HEPA con carbón activo, el cual prácticamente elimina todo rastro de polvo fino, polen, micropartículas, olores desagradables, virus y bacterias. Como no hay un enorme motor en el frontal, Mercedes-Benz aprovechó para instalar un filtro tan grande como cuatro hojas de papel tamaño carta, con un volumen de 9,82 dm³, equivalentes a casi diez litros.

Este funciona con tres capas y permite un ambiente casi tan limpio como el de un quirófano. La última capa, que es muy porosa, tiene una superficie interior tal que, si la desplegáramos completamente, usaría el espacio de unas 150 canchas de fútbol. Esta se impregna con 600 gramos de carbón activo extraído de cáscaras de coco, un material que se recicla de la industria cosmética. 

Como la purificación no lo es todo, Mercedes-Benz además desarrolló una fragancia propia para el auto, llamada No.6 MOOD Linen y que, según la marca, se siente como "higos sobre lino"... lo que sea que signifique eso, pero debe oler maravillosamente.

Ambientación para relajarse

Por su parte, el módulo Energizing Comfort de Mercedes-Benz ahora cuenta con tres nuevos programas de ambientación (Energizing Nature) los que pueden emular el sonido ambiente de un claro de bosque, el romper de las olas en la playa o la lluvia. Estos fondos acústicos se combinan con colores e imágenes afines, con tal de brindar una experiencia de descanso y relax al conducir.

Mercedes también ofrecerá el sistema Power Nap ("super siesta"), que le permite al conductor descansar un rato cuando hace viajes muy largos. Válido también si el usuario se detiene a comer y le da sueño; en ese caso, el auto ayudará a crear un entorno especial para dormir y despertar. Cerrará las ventanas, encenderá el ionizador, cambiará las luces y acomodará el asiento; además, luego despierta a la persona con sonidos suaves y con un breve masaje en el asiento.

No podemos olvidar el programa Energizing Coach, ya disponible en el Clase S, el cual a partir de distintas configuraciones (Frescura, Calor, Vitalidad, Ambiente placentero y Bienestar) también ayuda a mejorar el estado de los ocupantes con micromasajes en los asientos, luz, etc. El usuario solo debe decir "estoy cansado" para que se active uno de los modos o incluso, con un smartwatch, se pueden sincronizar los signos vitales del usuario y el auto recomendará algo para reducir el estrés o animar a la persona.

Volvamos a la Hyperscreen

Esta enorme interfaz no es solo es un espectáculo visual. Gracias a la inteligencia artificial, el auto aprende muchas cosas del conductor para facilitar el viaje. Por ejemplo, si el auto se percata de que en los días fríos se enciende la calefacción de los asientos, lo sugerirá o lo hará en el futuro en forma automática. Lo mismo pasa si se accionan los masajes o si se eleva la suspensión del auto en lugares de acceso complicado; el sistema se sincronizará con el GPS y lo hará en el futuro de manera automática en el mismo lugar. Incluso, puede recordar llamadas habituales y fechas importantes en el calendario, entre otros.

Lo importante es que Mercedes-Benz ha trabajado esta interfaz (que, por supuesto, es háptica, porque no tiene botones, pero el usuario sentirá la pantalla como si fuese uno) con la filosofía "Zero-Layer"; o sea, que todas las funciones más importantes estén en la primera capa de usuario, para minimizar la navegación por muchos menús.

También el sistema cuenta con reconocimiento dactilar y cámaras de reconocimiento facial (autentificación biométrica) tanto en los asientos delanteros como traseros. Estas cámaras son muy inteligentes y pueden ayudarle al auto a reconocer diversas situaciones; por ejemplo, si un pasajero mira hacia la puerta y tiene la intención de abrirla, el sistema confronta con la alerta de tráfico cruzado para bloquear esa puerta e impedir su apertura, para que el usuario no reciba el impacto del auto que viene por el costado, así como para reconocer a los pasajeros que no usan el cinturón de seguridad.

Recordemos: Hyperscreen opera a partir de tres pantallas OLED, dos de 12,3 pulgadas para conductor y acompañante, más una pantalla central de 17,7 pulgadas, todas ocultas bajo un panel de cristal curvo recubierto con silicato de aluminio anti rayas. Tiene un procesador con ocho núcleos, 25GB de RAM y permite un ancho de banda de 46,4GB por segundo. Hay una versión más simple, con una pantalla vertical como la que conocemos en el Clase S normal. Puedes almacenar hasta siete perfiles de usuario, los cuales se cargan en la nube (y se podrían usar en otros MB); por su parte, el sistema Hey Mercedes reconoce hasta 27 idiomas.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas