Vende tu auto
Autos ecológicos

Fabrican techos para autos con residuos de plásticos y llantas usadas

El sustrato de poliuretano se produce con materiales obtenidos a partir de residuos urbanos.

Fabrican techos para autos con residuos de plásticos y llantas usadas

Con la idea de desarrollar automóviles más sustentables, el fabricante de componentes español Grupo Antolin creó un techo de automóvil fabricado a partir de residuos.

Específicamente, este innovador y ecológico techo se elabora con un proceso de conformado en caliente, que incluye materiales de residuos de plásticos posconsumo y llantas al final de su vida útil.

A primera vista, el techo del vehículo tiene la misma apariencia y propiedades que un techo estándar, principalmente porque se produce sin ninguna reducción en las propiedades físicas del revestimiento.

Este logro fue posible gracias al proceso de fabricación de un material desarrollado por BASF (mediante reciclaje químico), que ya se introdujo en un auto eléctrico europeo de gama alta que acaba de lanzarse al mercado.

Por medio de este proceso es posible reciclar 50% del peso de la pieza. En este proyecto en particular, 100% del tejido, 70% de la espuma del núcleo y 70% del marco plástico del techo solar se obtuvieron de residuos que no se pueden reciclar de ninguna otra manera y que habrían acabado en vertederos o, lo que es peor, en ecosistemas naturales, como los océanos.

Reciclaje mecánico

Como proveedor líder de techos para automóviles, Grupo Antolin trabaja en diferentes métodos y tecnologías para reciclar los componentes; en este sentido, el reciclaje mecánico es otro procedimiento bien conocido que ayuda a reintegrar los productos plásticos en el ciclo de producción.

Se trata de una tecnología madura que tiene muchas aplicaciones y se integra convenientemente en los procesos industriales. Este tipo de reciclaje se aplica actualmente para materiales termoplásticos; sin embargo, con materiales termoestables el reciclado mecánico no siempre es posible.

Lo novedoso es que Antolin desarrolló tecnologías para procesar materias primas obtenidas de una amplia gama de fuentes de plástico reciclado, las cuales se transforman en componentes del interior del vehículo mediante un proceso llamado Novaform.

Por otro lado, la multinacional también introdujo en la producción en serie un método para reciclar recortes de fabricación de productos termoestables, como el techo, que se transforman en tableros o paneles para su uso en la construcción. Tales componentes se utilizan actualmente en Europa, África y Suramérica.

Bajo la marca Coretech, este producto es capaz de transformar una pieza termoestable compuesta, que no se podría reciclar de otra manera, en un tablero con excelentes propiedades de aislamiento, resistencia y estabilidad térmica.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas