Vende tu auto
Tecnología

Great Wall apostará fuerte en la movilidad con celdas de combustible

Para 2025, este fabricante chino aspira vender 3,2 millones de unidades impulsadas con nuevas energías.

Great Wall apostará fuerte en la movilidad con celdas de combustible

Great Wall Motors acaba de presentar un nuevo plan estratégico en el que proyecta alcanzar ventas anuales globales de cuatro millones de vehículos en 2025, 80% de los cuales serán modelos de nuevas energías; a su vez, espera generar ingresos operativos superiores a 600 mil millones de yuanes, unos 92 mil millones de dólares.

Para lograr su cometido, Great Wall Motors planea lanzar más de 60 nuevos modelos para 2023, logrando una producción y ventas anuales de 2,8 millones de vehículos ese mismo año, indicó Wei Jianjun, CEO del fabricante chino, que cuenta con un portafolio que incluye las marcas Great Wall, Haval, Ora y Wey. En 2020, Great Wall vendió 1,1 millones de unidades en todo el mundo.

En los próximos cinco años, la inversión acumulada en investigación y desarrollo alcanzará los 100 mil millones de yuanes (15.500 millones de dólares), concentrándose en campos como la energía eléctrica pura, el hidrógeno y los sistemas híbridos. La marca indica que los esfuerzos se centrarán en los baterías de gran potencia y en la tecnología de carburo de silicio, así como en los semiconductores de tercera generación y la inteligencia artificial.

Líder en hidrógeno

Uno de los aspectos más llamativos del anuncio es la apuesta definitiva por la movilidad a través del hidrógeno; de hecho, el grupo quiere ser líder mundial en producción de vehículos equipados con sistemas de celdas de combustible (FCEV) para finales de esta década.

Además de un lote de 100 camiones pesados de hidrógeno que ya están en producción, la marca quiere lanzar un SUV de siete pasajeros este mismo año. Se construirá sobre la nueva plataforma modular LEMON y ofrecerá no menos de 840 kilómetros de autonomía. Es en estos segmentos donde la marca ve un mayor potencial para el hidrógeno, debido a la mayor autonomía que ofrecen con respecto de los autos a batería. 

Great Wall ha invertido unos 320 millones de dólares en el desarrollo de la tecnología de Fuel Cell y planea invertir otros 460 millones en los próximos tres años, en línea con su objetivo de ser uno de los tres mayores fabricantes de autos FCEV para 2025.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas