Novedades

Toyota y Ford, las dos caras de la moneda en las pruebas de choque del IIHS

Mientras la Tundra se hundió en el fondo, la Ford F-150 sobresalió en los crash tests.

Toyota y Ford, las dos caras de la moneda en las pruebas de choque del IIHS

Dada la configuración y tamaño de su carrocería, así como del chasis, los pickups tienen un punto flaco, y es la baja resistencia que tienen para mantener su estructura en caso de un accidente.

Esto ha sido comprobado desde hace mucho tiempo en las pruebas de choque de las diversas organizaciones que existen en el mundo. De ahí que difícilmente encontremos un modelo de pickup con una alta calificación en los crash test.

Para constatar el nivel de seguridad que ofrecen los pickups que se comercializan en Estados Unidos, el IIHS se dio a la tarea de someterlos a una prueba de choque superposición pequeña del lado del pasajero.

Fueron 11 pickups en total -cuatro medianos y siete grandes- los que fueron examinados en este carsh test que simula un impacto en que la esquina delantera del vehículo golpea a otro vehículo o un objeto, como un árbol o un poste de servicios públicos. Si bien, esta prueba fue instaurada en 2012, fue en 2017, cuando el IIHS creó la prueba de impacto del lado del pasajero para asegurarse de que los ocupantes en ambos lados del vehículo reciban la misma protección.

Respecto a los pickups, una prueba de choque frontal representa un choque mucho más severo en comparación que en un vehículo más pequeño debido a que la gravedad de un choque en una barrera fija depende del peso del vehículo.

Una vez realizadas las pruebas de choque y examinado el nivel de deformidad de cada uno de los pickups, de los 11 modelos solamente tres: Nissan Titan, Ram 1500 y Ford F-150; lograron la más alta calificación -Good- en la prueba de choque superposición pequeña del lado del pasajero. Incluso el Honda Ridgeline, que es el único en distiguirse como el pickup más seguro por acreditarse el Top Safety Pick, solo alcazó la distinción de -Acceptable-, esto es un nivel más debajo de las calificación más alta.

Específicamente, el Ford F-150 fue el de mejor desempeño de los tres pickups antes mencionados. Conforme a los resultados del IIHS, la estructura se mantuvo bien con una intrusión máxima de cinco pulgadas en la sección más a la derecha. Por su parte,  los cinturones de seguridad y los airbags funcionaron bien juntos, para controlar el movimiento de los dummies del pasajero y del conductor, y ninguno de los dos maniquíes registró lesiones potenciales.

Del otro lado de la moneda, el Toyota Tundra, que fue peor calificado en este examen, resultó seriamente comprometido por la estructura intrusa. En este caso, la intrusión máxima, también en la parte más a la derecha, fue 15 pulgadas. Asimismo, hubo una grave intrusión en el pilar de la bisagra de la puerta inferior. Esto provocó que la cabeza del muñeco del pasajero golpeara la manija de sujeción unida al pilar A cuando este se introdujo en el espacio del pasajero.

Conforme a las medidas tomadas desde el maniquí indican que es probable que se produzcan lesiones en la parte inferior de la pierna derecha en un choque de esta gravedad, y que sea posible que haya lesiones en la cadera derecha.

A continuación, presentamos los resultados de los crash test del IIHS que demuestran a los pickups más y menos seguros de 2019:

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos