Vende tu auto
Novedades

La historia de Pelé y Volkswagen que no conocías

El rey del fútbol estuvo muy relacionado a la firma alemana.

La historia de Pelé y Volkswagen que no conocías

Después de una larga lucha contra el cáncer de colon, el cual le fue detectado en septiembre de 2012, ha fallecido a los 82 años de edad el futbolista brasileño Edson Arantes do Nascimento "Pelé", también conocido como O´ Rei, por haber obtenido tres mundiales de selecciones, dos de clubes y un estimado de 1,283 goles a lo largo de su carrera, la cual inició en 1956 con Santos y finalizó en 1977 con el New York Cosmos. Sin duda, Pelé es un gran ícono del futbol mundial, ya que, para muchas personas, siempre estará entre los mejores jugadores de la historia de este deporte.

Al ser una figura mundial, no resulta raro que a lo largo de su carrera fuera buscado para promocionar distintos productos como el Pepsi, Atari, Nokia, Santander, Fly Emirates, Mastercard, y hasta Viagra. Y por supuesto, los autos no son la excepción, ya que recibió como parte de patrocinios, varios vehículos. Pero si existe una marca que estuvo impregnada en la vida del astro brasileño, era precisamente Volkswagen, ya que su relación fue más allá de los negocios y trascendió a su vida personal.

El primer acercamiento de Edson Arantes do Nascimento con Volkswagen fue a inicios de su carrera profesional, ya que al poco tiempo de haber fichado con el Santos Futebol Clube, y con solo 16 años de edad, le fue obsequiado por parte del dueño de un concesionario local de nombre Walter Hebert, un Fusca (Beetle)  debido al gran desempeño deportivo que había presentado en su primera temporada. Cabe mencionar que este auto era fabricado en la planta de São Bernardo do Campo (São Paulo).

Esta buena relación entre Santos y Volkswagen, hizo posible uno de los pasajes más curiosos en la historia del futbol, ya que el equipo brasileño realizó una gira por Europa en la que disputaron 19 partidos en 49 días. Pero uno de ellos, llamó la atención, ya que el 3 de junio de aquel año, Pelé y el resto de su equipo de visitaron la planta de Wolfsburgo, Alemania, donde además de realizar un recorrido, disputaron un encuentro con el entonces equipo amateur homónimo, conformado por trabajadores de la factoría. El resultado fue 6-3 a favor de los brasileños. Pero, sobre todo, 0´rei y el Escarabajo volvían a encontrarse.

Pasaron algunos cuantos años y en México tuvieron la fortuna de admirar el estilo de “jogo bonito” de Pelé durante el mundial de 1970, el cual, desde luego, ganó. A su regreso a Brasil se presentó una gran polémica, ya que Paulo Maluf, entonces alcalde de São Paulo, compró 25 Volkswagen Fusca color verde, los cuales serían entregados a la delegación brasileña. Sin embargo, estos autos fueron adquiridos con el aporte público lo que derivó en una demanda que duró 36 años. Los jugadores desconocían esta situación por lo que algunos sí recibieron su auto, mientras que otros se quedaron sin su Fusca. No se sabe si Pelé recibió su regalo.

Pasaron varias décadas y tras su retiro, la relación entre Grupo Volkswagen y Edson Arantes do Nascimento fue retomada en diversos momentos. Por ejemplo, en 2006, Pelé se convirtió en embajador de SEAT en México, lo cual le dio un gran impulso a la firma española en ese país.

Sin embargo, fue en 2014 cuando Pelé es nombrado embajador de Volkswagen para el mundial de Brasil 2014, los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro de 2016, así como para conmemorar los 60 años del establecimiento de la marca en el gigante sudamericano, donde fue parte de una campaña publicitaria que entremezcla la historia de la marca, con algunas innovaciones tecnológicas y por supuesto, el futbol.

“Como brasileño, estoy muy orgulloso de ser embajador de una marca como Volkswagen. En los últimos 60 años, la empresa ha desarrollado muchas innovaciones y ha apoyado a millones de familias brasileñas”, comentó en su momento Pelé.

De hecho, justo al inicio de esta asociación es cuando se presenta la Kombi última Edición, y allí fue cuando O´rei reveló que era un gran fan de este modelo que llevaba fabricándose en Brasil desde 1950, ya que su padre era dueño de una Kombi (allá se escribe con K), a la cual el apodaban la Filomena y era la encargada de llevarlo a los entrenamientos de futbol. “Yo la tomaba prestada para ir a la playa”, recordaba Pelé.

Además, de los Volkswagen, Pelé disfrutó otros autos como el un BMW Isetta que le fue obsequiado en 1958. Cuatro años después en Chile 1962, adquirió un Aero Willys 2600. Poco después, tuvo un par de Mercedes-Benz, un 250 W114 y un 280-S. Estos últimos también muy apreciados por Pelé (tanto así que merecen una historia aparte).

Todos formaron parte de su colección privada, sin embargo, cuando fue detectado con cáncer en 2021, fueron vendidos para solventar los gastos médicos. Pero se dice qu, el único que fue conservado por Pelé fue su querido Fusca, su primer auto al que siempre le guardó un gran cariño, incluso hasta en sus últimos momentos.

Pelé, amaba el fútbol, pero también los autos, pero sobre todo los Volkswagen ¡Hasta siempre Pelé!

Volkswagen Brasil 60 años

Esaú Ponce recomienda

Cuentanos que opinas