Vende tu auto
Test drive

Manejamos en Colombia al KIA EV6, el primer eléctrico de la marca

El primer vehículo cero emisiones de la marca tiene atributos en diseño, equipamiento y tecnología que lo ponen al mismo nivel de sus rivales europeos.

Manejamos en Colombia al KIA EV6, el primer eléctrico de la marca

No todos los días tenemos la oportunidad de probar a nuestro antojo y en primicia un modelo tan disruptivo como el EV6, el primer modelo 100% eléctrico de KIA que no solo se convierte en el buque insignia del portafolio de la marca surcoreana a nivel global, sino que además permite anticipar lo que llegará en materia de actualizaciones y nuevas generaciones de otros modelos icónicos del fabricante.

Es así, que sin pensarla dos veces viajamos a Colombia para conocer este auto antes de su llegada a la región. Lo primero a aclarar es que la presencia del KIA EV6 en aquel país no se trata de un lanzamiento, sino de una exhibición, la cual permitirá definir muy bien la configuración de los modelos que deberían llegar en los meses próximos.

KIA EV6 GT Line, diseño

Si eres una persona común y vas por la calle tranquilamente, es casi inevitable que la silueta estilizada y alargada del EV6 llame tu atención; de hecho, sorprende instintivamente por transgredir esa costumbre humana de catalogarlo todo, pues es una buena cruza entre un crossover, un hatchback, un SUV y un deportivo.

Recordemos que este vistoso modelo (que entre otros muchos reconocimientos fue nombrado Auto del Año en Europa 2022) se desarrolló sobre la plataforma eléctrica global E-GMP de Hyundai Motor Group (HMG), misma que da sustento también a su primo, el Hyundai Ioniq 5. “El EV6 es una demostración del diseño progresista centrado en el ser humano y de la propulsión electrificada. Con este modelo pretendemos crear un diseño distintivo e impactante, mediante una combinación de características sofisticadas y de alta tecnología, con volúmenes puros y ricos, a la vez que proporcionamos un espacio tan único como futurista", señaló en su momento Karim Habib, Vicepresidente Senior y Director del Centro de Diseño Global de KIA.

Entre las características estéticas que más nos impactan está el nuevo frontal de KIA, llamado "Digital Tiger Face", el cual es una evolución de la famosa "Tiger Nose" creada hace tiempo por Peter Schreyer. En esta área, el voluptuoso capot aporta la cuota de solidez, en tanto que el remate del faldón (incluye una falsa entrada de aire) nos evoca los trazos de un deportivo.

Por su parte, la vista lateral evidencia que el modelo se remata al mejor estilo de un SUV/coupé, con una alta línea de cintura, una pronunciada caída del techo que se integra visualmente con las muy llamativas luces traseras. Vale señalar que este detalle es, a nuestro juicio, el gesto estético más interesante del conjunto; sobre todo donde confluyen los stop con las direccionales; por cierto, las cubiertas de estas últimas parecen metalizadas, pero se transforman e iluminan como por arte de magia al accionarlas.

El complemento son las manijas que se ocultan en la carrocería y las enormes ruedas bitono de 20”, con llantas de diseño especial, que favorecen un nivel de rodadura extremadamente silencioso. Acá hay un detalle interesante, pues las ruedas cuentan con la incrustación de unos polímeros que mejoran el flujo de aire; ello se suma al buen trabajo en el túnel de viento para dar un muy favorable coeficiente aerodinámico de 0.28 Cx.

Dimensiones

  • Largo: 4,695 mm
  • Ancho: 1,890 mm
  • Alto: 1,550 mm
  • Distancia entre ejes: 2,900 mm
  • Peso vacío: 2,090 kilos

Si comparamos el EV6 con sus posibles rivales, tenemos que es 264 mm más largo que el C40 y 206 mm más corto que el e-Tron; resulta 153 mm más angosto que el eléctrico de Audi y es 27 mm más ancho que el competidor de Volvo. Por su parte, es mucho más bajito que e-Tron Sportback (-66 mm) y que el C40 (-32 mm), lo que acentúa su lado deportivo.

KIA EV6 GT Line, habitáculo y equipamiento

El concepto de la cabina es tan impactante como la carrocería. Tiene un criterio minimalista muy bien logrado, que facilita al conductor el acceso a los recursos y permite tener una vista muy limpia del tablero, sobre el que se sobreponen dos pantallas flotantes: uno para los instrumentos y el otro para el sistema de infoentretenimiento (ambos de 12.3”), los cuales, por su diseño e integración, parecen que fuesen una sola pantalla panorámica curva.

Importante señalar que el vidrio que recubre ambos monitores tiene un tratamiento especial que aumenta su resistencia y evita problemas por los reflejos de la luz, lo que favorece su visibilidad.

Por su parte, la consola central es particularmente alta, pero deja un vano en la parte media, que se puede aprovechar para guardar objetos. En la parte superior se acomoda, todo con un criterio ergonómico, el botón de encendido, el selector de cambios, el cargador inalámbrico de celulares y portavasos.

Hacia el extremo frontal de la consola y justo debajo del estrecho plano donde están los controles de la climatización y el sistema de audio Meridian (con 14 parlantes), se adosaron los mandos táctiles de la calefacción/ventilación de las plazas delanteras; aquí detectamos una posibilidad de mejora, pues al manipular los controles del tablero, es posible que, sin querer, por el simple roce con la mano, se activen.

Otro punto a destacar en el habitáculo es que se recurre a la combinación de materiales sostenibles y reciclables, que son particularmente perceptibles en los tapizados de las asientos, hechos con cuero vegano; precisamente, un detalle simpático en las plazas delanteras es que el diseño de las cabeceras permite que la parte posterior se utilice como un práctico perchero. Considerando la muy baja altura de la carrocería y el remate de la trasera creemos que es muy justo el espacio posterior para pasajeros de más de 1.80 metros de altura.

En cuanto a las texturas de las áreas de contacto, la marca acierta con la elección de acabados de tipo arquitectónico, con lo que eleva el nivel de elegancia y modernidad.

Uno de los gadgets que más nos gustó por funcional y efectivo fue el sistema de Head-Up Display con realidad aumentada, el cual no solo proyecta la información al conductor, sino que se vale de una señalética digital que se ajusta al entorno real para reforzar la información y hacerla más comprensible.

Dentro del generoso equipamiento de este moderno vehículo de KIA también se destacan recursos como el asistente de estacionamiento remoto inteligente, que, al mejor estilo de los modelos de alta gama, con solo oprimir un botón en la consola permite que el EV6 se estacione de forma totalmente autónoma, en perpendicular o en paralelo. A ello hay que añadir la posibilidad que existe de hacer avanzar/retroceder el vehículo en línea recta, cuando el conductor está fuera del mismo, con solo oprimir un par de botones.

Si tenemos en cuenta las generosas dimensiones del modelo 100% eléctrico de KIA, resulta muy conveniente la adición de un monitor con vista de 360°, con líneas dinámicas en todos los ángulos. Bueno y considerando que el eje de toda la filosofía de la marca es la persona, también se pensó en ayudarla a relajar; en este caso, se ofrece el sistema Active Sound Design (ASD), que permite elegir varios sonidos exclusivos (desde pajaritos en el bosque o el entorno de una cafetería, por ejemplo), cuya intensidad se adapta en función de las revoluciones y la velocidad del vehículo.

KIA EV6 GT Line, motorización y seguridad

En este capítulo es importante precisar que quien estuvo a cargo de preparar el tren motriz y el desempeño dinámico del EV6 fue Albert Biermann, exjefe de BMW M y quien fundó la división N en Hyundai. Bueno, ciertamente, eso explica muchas cosas…

El EV6 GT Line que tuvimos a prueba se anima con dos motores de imanes permanentes; el delantero genera 73.9 Kw (99 hp) y 188 lb-pie de torque (255 Nm), mientras que la unidad trasera produce 168 Kw (221 hp) y un torque de 258 lb-pie (350 Nm). Al trabajar en conjunto (tracción e-AWD) se logra un poderío combinado de 239 Kw (320 hp de potencia) y 446 lb-pie de torque (605 Nm).

Este vehículo cuenta con recursos que ayudan a maximizar su autonomía, estimada en 480 kilómetros, tales como su sistema de frenado regenerativo inteligente (i-Pedal, que permite acelerar y frenar el EV6 con un solo pedal y resulta muy parecido al del BMW i3 o el del Volvo C40), con cuatro niveles de frenado, que se regulan a través de las paletas que se acomodan en el volante.

La progresividad del sistema i-Pedal es ideal para adaptar el estilo de manejo en función del frenado, pues su accionar resulta menos traumático que en otros competidores cuyos sistemas no cuentan con niveles. Por su parte, la batería de largo alcance de la versión GT Line tiene una gran capacidad energética de 77.4 kWh.

Al igual que su primo, el Hyunda Ioniq 5, el EV6 admite redes de carga de 400 y 800 voltios; de hecho, con esta última puede recargar el 80% de la batería en apenas 18 minutos, pero si se requiere dejar full la batería con un cargador trifásico de 11 kW, el proceso puede llevar cerca de once horas. Por otra parte, si apenas hay tiempo para un pit stop en una estación de carga rápida, bastan apenas cuatro minutos y medio para obtener cerca de 100 kilómetros de autonomía.

Otra de las bondades del esquema eléctrico del EV6 es que cuenta con un protocolo de carga V2V (Vehicle to Vehicle), el cual le permite suministrar parte de su carga a otro automotor; de igual forma, además tiene función V2L (Vehicle To Load), por lo que se convierte en un práctico generador que puede alimentar a pequeños dispositivos o electrodomésticos, algo que resulta muy práctico a la hora de viajar o acampar.

Como si fuese poco, si la batería tiene más del 35% de carga es capaz de remolcar hasta 1,600 kilos; de hecho, es el primer vehículo eléctrico que cuenta con sistemas dedicados al arrastre de un tráiler.

En cuanto a seguridad, aparte de heredar la comprobada rigidez estructural que caracteriza a los modelos de la marca, que supone el empleo de 63.9% de aceros de ultra-alta resistencia o la dotación de siete bolsas de aire (incluye uno novedoso en medio de los ocupantes delanteros), el EV6 dispone de un conveniente arsenal de asistencias avanzadas (ADAS), que hacen parte del programa de asistencia al conductor Drive Wise. Se incluyen, entre otros: asistencia de colisión frontal, asistencia de permanencia de carril, asistencia de seguimiento de carril, alerta de atención del conductor, asistente de trafico cruzado posterior y sistema de luces frontales inteligentes.

KIA EV6 GT Line, desempeño

Desde antes de ingresar al habitáculo se percibe un nivel máximo de refinamiento y tecnología, que se refuerza tan pronto se presiona el botón de encendido. En este vehículo el conductor tiene la opción de elegir entre tres modos de manejo (Eco, Normal y Sport); en los dos primeros, el dinamismo de marcha es muy similar y se enfoca a la conducción urbana.

El asunto se pone más divertido cuando se activa el modo Sport, acción que cambia a rojo los gráficos que proyecta el monitor de los instrumentos; entonces la respuesta dinámica del EV6 cambia. En este caso, la aceleración es más contundente, no para hundirte en el asiento, pero sí para hacer olvidar por un momento que el conjunto tiene un peso vacío superior a las dos toneladas.

Considerando precisamente el volumen de masa a desplazar, el reglaje de la suspensión se percibe un tanto duro, lo que muchos pueden asociar con un “carácter deportivo”. Si a ello se añade que la altura libre al suelo es de 160 milímetros, entonces se recomienda prudencia al superar baches u obstáculos.

La visibilidad hacia el frente y los costados es buena, pero limitada atrás por el estrecho e inclinado vidrio posterior; por cierto, allí no hay limpiaparabrisas porque se supone que el diseño evita que se ensucie. En contraprestación, cuando se accionan las direccionales, se activa en el tablero una cámara de apoyo para visibilizar el lado respectivo.

Un detalle a cuidar: aunque los vidrios laterales tinturados le aportan a la imagen deportiva del EV6, la verdad es que afectan un poco la visibilidad de los retrovisores exteriores en horas de la noche. Un aspecto positivo que resaltamos en este crossover eléctrico es el accionar de las luces frontales (full LED) con sistema adaptativo inteligente; perfectamente se puede transitar todo el tiempo con luces altas, porque el sistema regula a cada instante la intensidad, en función de los autos que perciba en el entorno.

Si nos preguntan a nosotros, la verdad es que el EV6 pasa la prueba, tiene todos los argumentos en materia de diseño, calidad, seguridad, innovación, desempeño y tecnología para seducir. Damos fe de que este crossover eléctrico impacta, y mucho. En Colombia pudimos manejarlo por unos kilómetros, pero deseamos de todo corazón que no tarde mucho en llegar a nuestro país.

Elkin Chávez recomienda

Cuentanos que opinas