Vende tu auto
Novedades

Pininfarina Teorema: prototipo autónomo orientado al bienestar

Aunque este conceptual parece un deportivo, su habitabilidad permite que cinco pasajeros se dediquen más a compartir que a disfrutar de la velocidad.

Pininfarina Teorema: prototipo autónomo orientado al bienestar

De Pininfarina podríamos hablar todo el día. Desde sus magníficos Ferrari hasta el exclusivo Battista, los autos que llevan la firma del afamado estudio italiano se precian de ser siempre modelos que sobresalen en diseño e innovación.

Su última creación se sale un poco de lo tradicional, puesto que el equipo de Pininfarina optó por usar la realidad virtual y la realidad aumentada como principales aliados. El resultado, es el Teorema Concept, un impresionante vehículo eléctrico que a simple vista, por sus formas, podríamos creer que se trata de un superdeportivo.

En realidad, las fotos ocultan su naturaleza, pues se trata de un enorme modelo de 5,4 metros de largo, pero con apenas 1,4 metros de alto, en cuyo interior podemos encontrar espacio para cinco ocupantes, dos en tándem y un quinto en el frente "a lo McLaren F1". ¿Cómo lograron configurar un habitáculo así?

Pininfarina Teorema: diseño

El Teorema Concept es un notable ejemplo de algo que tiene que ver con cómo las nuevas plataformas electrificadas y las tecnologías autónomas van a cambiar el diseño de los automóviles tal y como los conocemos. ¿Por qué? Porque antes, el diseño debía responder a muchos elementos mecánicos de operación. Esto significa que se necesita un espacio determinado para el motor, el cual tiene que ofrecer cabida para su refrigeración y funcionamiento.

Además, un vehículo convencional tiene que incorporar soportes para la transmisión y la dirección. Lo mismo podemos decir del interior, prefijado para ofrecer al conductor todos los controles a la mano.

Sin embargo, cuando no se requiere conductor y los componentes se integran en una gran plataforma baja tipo "skate", sencillamente ocurre que hay total libertad de configuración. No son necesarios consolas, transmisión, pedales. Perfectamente, el auto se podría operar desde una tableta inalámbrica. Con menos elementos, se puede construir un espacio mucho más amplio y versátil, que no responda a la conducción y se oriente más al ocio y el estilo de vida.

Pininfarina Teorema: desarrollo

Esta nueva propuesta se alza sobre una plataforma eléctrica desarrollada por Benteler, uno de los proveedores más renombrados del rubro automotriz. Esta, es muy semejante a la plataforma de Canoo y de otros fabricantes, donde la batería se ubica en el suelo y los componentes motrices (el motor eléctrico) en cada eje. Aparte de la suspensión, no hay nada más. Esto le dio libertad absoluta a Pininfarina para darle forma al Teorema Concept, modelado en su propio túnel de viento.

Otras empresas que colaboraron en la propuesta de Pininfarina fueron Poltrona Frau, a quienes conocemos por sus exquisitos cueros en los asientos de algunos modelos (Maserati o Alfa Romeo); ellos diseñaron los asientos del Teorema, que lucen muy minimalistas y se pueden plegar o rotar. Continental también puso de lo suyo, desarrollando unos botones emergentes para manejar distintas funciones dentro del auto.

Pininfarina Teorema: operación

Para subirse al auto, la parte trasera del modelo, la cual comprende el techo y una sección semitransparente (tipo persiana), se alza por sobre las ventanas, revelando una entrada posterior, con espacio para cuatro maletas, tal como si fuese una nave espacial. El piso del auto, iluminado con una trama de fibras que fluyen hacia cada asiento, invitan a cada pasajero a sentarse. Los paneles y asientos del auto también tienen iluminación ambiental, lo que evoca un poco la atmósfera de un avión.

El Teorema tiene tres modos de manejo:

  • Modo autónomo: en esta modalidad, el conductor viaja en frente de los otros cuatro pasajeros, dejando suficiente distancia entre ellos para dar a todos la sensación de tener su propio espacio privado.
  • Modo de manejo: aquí las diferentes áreas del habitáculo se vuelven del mismo color, proporcionando una conexión subconsciente que mantiene a todos los ocupantes en una experiencia compartida. El parabrisas muestra información en una especie de Head Up Display con realidad aumentada.
  • Modo de descanso: en este caso todo el interior se convierte en un espacio social, donde las personas pueden desplazarse a cualquier posición que deseen. Los asientos centrales se abaten hacia atrás generando una especie de banca lateral.

Obviamente Pininfarina no piensa llevar el auto a la línea de producción, pero como siempre sucede con estos conceptuales, muchas de sus ideas sirven de inspiración a otros fabricantes y empresas para seguir evolucionando el desarrollo de nuevas maneras de movilizarnos.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas