Test drive

Volkswagen up! 2012, primer contacto en Mónaco

El city car de VW ha resultado toda una revelación, ofreciendo excelente desempeño, rendimiento y espacio interior

Volkswagen up! 2012, primer contacto en Mónaco

El fabricante teutón Volkswagen por fin está introduciendo al mercado el pequeño vehículo citadino up! (sí, con minúsculas y signo de admiración al final), que debutó como vehículo de producción en el pasado Salón del Automóvil de Frankfurt 2011. Sin embargo, como vehículo conceptual el up! se presentó en ese mismo salón pero en su edición de 2007, se trataba de un pequeño auto cuya idea era la de revivir el espíritu del mítico Vocho, es decir el auto del pueblo y siguiendo la tradición del motor bóxer montado sobre el eje posterior.

Evidentemente el planteamiento mecánico de motor trasero fue la primer característica que el up! perdió al recibir luz verde para la línea de producción, en su lugar el motor fue colocado al frente como es normal en prácticamente todos los vehículos de volumen del mundo en la actualidad y se dejó de lado la configuración bóxer en favor de una mecánica en línea de tres cilindros y 1.0 litro de desplazamiento que dependiendo de la versión puede entregar 60 o 75 hp y que se acopla a una transmisión manual de cinco relaciones (aunque VW ha prometido una automática en un futuro cercano).

Aprovechando el espacio

El up! es un auto verdaderamente pequeño (43 cm más corto que un Polo), de tan solo 3.54 metros de largo, 1.64 de ancho y 1.48 de alto, pero que ofrece una habitabilidad sorprendente para 4 pasajeros adultos, claro mientras ninguno sobrepase el 1.80 metros de altura. Pese a contar únicamente con 3 puertas (ya se confirmó la llegada de la versión de 5 puertas) el acceso a las plazas traseras es relativamente sencillo gracias a que la puerta es bastante grande y abre mucho. Aunque no cuenta con ajuste de altura en el volante, se puede lograr una posición de manejo cómoda gracias a los reglajes del asiento y la buena visibilidad que ofrece.

Nuevo lenguaje de Diseño

El diseño exterior del up! es diferente del lenguaje que conocemos en los productos más recientes de Volkswagen, destaca la ausencia de la parrilla horizontal que corre entre los faros y que debutó en el Scirocco, misma que fue extendiéndose por toda la gama con algunas modificaciones hasta llegar a las parrillas de grandes dimensiones que ostentan los productos más grandes como el Phaeton o el Nuevo Passat. En el caso del up!, el frontal es sobrio, dominado por el emblema de la marca y un gran marco con forma de sonrisa que de alguna manera delimita la fascia. La parte trasera se caracteriza por el portón hecho de cristal que engloba las calaveras.

En el interior, los plásticos utilizados aunque son duros al tacto no generan rechinidos molestos o ruidos raros producto de una mala calidad de ensamble. Al contrario, Volkswagen ha logrado una cabina agradable, ergonómica y bien terminada, con la utilización de plásticos al color de la carrocería en la parte frontal del tablero para darle un aspecto visual de auto más caro. Destaca el sistema de navegación portátil que se monta en la parte superior de la consola central y desde donde también se pueden ver las gráficas del asistente de estacionamiento, computadora de viaje y funciones del equipo de audio.

Tras el volante

La versión que probamos fue la tope de gama que equipa el motor de 999 cc, 3 cilindros e inyección directa con 75 hp y 70 lb-pie de torque. Hay que decir que sorprende mucho la buena respuesta a bajo régimen que entrega el up!, en ningún momento se siente falto de potencia e incluso permite hasta cierto punto un manejo a ritmos alegres y es ágil al momento de arrancar o hacer recuperaciones, en gran medida lo anterior también se debe al reducido peso del auto que es de apenas 929 kilos. La transmisión por su parte es de accionamiento suave, con relaciones bastante cortas para primera y segunda, pero que se van haciendo más largas conforme avanzamos para proteger los consumos que sin duda son un tema muy cuidado en este vehículo ya que es capaz de entregar hasta 23.4 km/l.

Comúnmente el ámbito que más sacrificios demanda cuando se trata de vehículos pequeños es la cajuela, el up! ofrece 251 litros de capacidad y una cajuela de doble fondo, que lo colocan como de los mejores en la categoría de los city cars superando con facilidad a vehículos bien vendidos como el FIAT 500 que ofrece 185 litros.

Mucha seguridad

Por último, otro factor interesante del up! es el equipamiento de seguridad que ofrece y que fue avalado recientemente por la Euro NCAP al otorgarle 5 estrellas en sus pruebas de impacto. Destacan 4 bolsas de aire, ABS y ESP, anclajes isofix de serie e incluso un sistema que de frenada automática  cuando detecta un obstáculo a una velocidad no mayor a 30 km/h.

Aunque Volkswagen ha confirmado que fabricará el up! en un futuro en Brasil, no está claro aún si el excelente nivel de equipamiento, buena calidad de materiales o los avanzados motores de 3 cilindros se vayan a mantener para el modelo fabricado en nuestro continente, razón por la cual en estos momentos tratar de realizar un cálculo sobre su fecha de llegada o posibles precios para los distintos mercados de América entre ellos México es un ejercicio completamente inútil. Solo queda esperar a que Volkswagen se anime a traer un vehículo con niveles de carga tecnológica  y calidad parecidos al up! europeo, ya que de ser así, su éxito estaría garantizado, claro suponiendo que el precio sea el adecuado también.



 

Volkwagen up! 2012, primer contacto

¿Qué opinas? Cuéntanos