Lanzamientos

BMW 328 Hommage Concept: Renace una leyenda

75 años de uno de los 25 vehículos más importantes del siglo XX

BMW 328 Hommage Concept: Renace una leyenda

 

El BMW 328, considerado como uno de los más atractivos y exitosos deportivos tras su lanzamiento en 1936, del que en su momento sólo se fabricaron 464 unidades, celebra su 75 aniversario con una versión adaptada, tomando como base el BMW Vision Connected Drive Concept.

En 1930, este diseño de Fritz Fiedler supuso una auténtica revolución en cuanto a aerodinámica, reducción de pesos y puesta a punto de las suspensiones. Tanto, que no supuso ningún esfuerzo conseguir la victoria en la categoría de dos litros de la Mille Miglia de 1938. Dos años después, BMW se hizo con el récord de velocidad media después de que el 328 Touring Coupé registrara 166,7 km/h. De hecho, hace no más de una década fue inscrito entre los 25 automóviles más importantes del Siglo XX.

 

 

 

El nuevo modelo está fabricado con fibra de carbono para optimizar su eficiencia y un diseño futurista totalmente aerodinámico para cumplir con la filosofía de BMW de alto rendimiento e innovación. El prototipo que toma la denominación 328 Hommage ha sido presentado en el Concurso  de Elegancia Villa d’Este como homenaje a este emblemático deportivo.

Como paradigma de la interpretación, el 328 Hommage Concept no elude los rasgos estéticos del 328 clásico en el que de forma intuitiva se perfila un parecido casi anecdótico.

 

El 328 fue uno de los primeros vehículos en lucir las típicas rejillas del frontal, un elemento que se rescata del nuevo semblante que presenta este concepto, construido en fibra de carbono y plástico CFRP y dotado de un motor de seis cilindros en línea y 3.0 litros de cilindrada.

 

 

 

Exento de elementos distorsionadores y continuando con el ritual que lo aproxima al modelo en origen, muestra soluciones como la instrumentación compuesta por un solo reloj donde se da información sobre temperatura, presión del agua y temperatura del aceite además de indicar las revoluciones del motor.

Asimismo y como guiño de modernidad y vanguardismo, en el tablero de instrumentos construido en carbono y frente a la posición del acompañante, se agregan dos iPhone que hacen las veces de cronómetro y GPS como si de un vehículo de carreras de clásicos se tratara.

 

 

 

Otro aspecto claramente heredado es el del parabrisas, una seña de identidad del 328 que, con un diseño asimétrico recuerda al de los primeros modelos de competición y asigna un espacio de visión individual para el piloto y el copiloto. Tanto el diseño de los faros, de la parrilla estrecha y muy alargada, así como de las llantas, también están claramente inspirados en el modelo original.

Aparte de las inscripciones con el número 75, el interior del 328 Hommage está repleto de reminiscencias con respecto a su antepasado, desde los cinturones de seguridad de cuatro puntos hasta los asientos ergonómicos forrados de cuero.

 

 

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

Cuéntanos que opinas