Toyota llamados a revisión: Reportaje especial
2/2/2010 Novedades

Toyota llamados a revisión: Reportaje especial

Alcanzaría a 8,7 millones de vehículos a nivel mundial

Autocosmos.com Ecuador Líder en Información Automotriz

La empresa japonesa Toyota, que durante años ha sido considerada sinónimo de calidad automotriz , instruyó a sus concesionarios en EE.UU. y Canadá el martes 26 de enero a que dejaran de vender ocho modelos, incluyendo los populares sedanes Camry y Corolla. La medida responde a los crecientes temores de que posibles defectos puedan causar que los vehículos aceleren automáticamente.

se habla de un riesgo potencial de que el acelerador no responda adecuadamente. En este caso especifico, además de reemplazar la pieza que pudiera tener inconvenientes, se suspendió la venta de estos modelos, con el fin de chequearlos antes de entregarlos, para no aumentar las unidades que se ponen en las calles día a día.


En el esquema publicado arriba, podemos ver cuál es la falla que ocasiona la fricción en el mecanismo y que genera el llamado acelerador pegajoso y asimismo la solución del reforzamiento del mismo para minimizar el roce y evitar esta situación.

 

 

La Nómina definitiva de modelos llamados a revisión, y estimado en 8,7 millones de unidades a nivel mundial son:
Avalon: 2005 al 2010.
Camry: 2007 al 2010.
Corolla: 2009 al 2010.
Highlander: 2008 al 2010.
Matriz: 2009 al 2010.
Prius: 2004 al 2009.
RAV4: 2009 al 2010.
Sequoia: 2008 al 2010.
Tacoma: 2005 al 2010.
Tundra: 2007 al 2010.
Venza: 2009 al 2010.

 

 

La empresa también anunció que dejó de producir los ocho vehículos en cuestión en varias plantas de Norteamérica a partir del día 1 de febrero, y hasta el día 8. Los ocho modelos generaron 57% de las ventas de Toyota en EE.UU. en 2009.

Toyota Motor estudia ampliar sus masivas llamadas a revisión de vehículos a las regiones de América Latina (60.000), Oriente Medio y África, que afectarían a 180.000 unidades fabricadas en Estados Unidos. El primer fabricante mundial del motor todavía no ha decidido si las revisiones serán obligatorias o voluntarias en esas regiones y la causa sería, como ha ocurrido en otras zonas del mundo, un posible pedal de acelerador defectuoso.

 

 

El momento no podía haber sido peor para la empresa. Hace dos años, superó a General Motors como la mayor empresa automotriz del mundo. Ahora, apenas iniciado el 2010, cesará la producción en su mayor mercado cuando necesita desesperadamente vender automóviles allí, tras sufrir el año pasado su primera pérdida anual.

Toyota se prepara para su segundo año consecutivo de pérdidas, afectada por la debilidad de la economía global y la fortaleza del yen. La empresa también enfrenta la presión de los accionistas para reducir su capacidad y eliminar empleos, medidas que las firmas en Japón tratan de evitar.

 

 

Los problemas no se limitan a EE.UU. Toyota espera llamar a revisión dos millones de vehículos en Europa por defectos en el acelerador. Los aceleradores cuestionados son fabricados por CTS Corp., una firma estadounidense con plantas en EE.UU., Europa y China.

Se trata de la primera crisis de proporciones que enfrenta Akio Toyoda, el bisnieto de 53 años del fundador de la empresa que asumió la presidencia de Toyota tras una reconfiguración de la gerencia el año pasado.

 

 

A medida que se expandía con fuerza alrededor del mundo, Toyota empezó llamar a revisión un número cada vez mayor de vehículos. En 2005, la empresa llamó a reparación 2,38 millones de automóviles en EE.UU., un poco más de lo que vendió ese año en el país. Toyota dijo que no estaba al tanto de accidentes o heridos causados por el problema, aunque no podía descartarlos con seguridad.

La interrupción de las ventas pone en duda la estrategia de crecimiento del ex presidente de la firma Katsuaki Watanabe, un especialista en la reducción de costos que hizo de Toyota la primera vendedora de mundo en el 2008, dijeron los analistas. Los problemas sacudieron de tal forma a Toyota que en 2006 Watanabe postergó el lanzamiento de algunos nuevos modelos por hasta seis meses. El objetivo fue darles a los ingenieros más tiempo para que trabajaran con detenimiento en los vehículos y diseño de componentes. En algunos casos, se decidió eliminar del todo los productos planeados y lanzar otros que no había previsto.

 

 

Tras una revisión de dos meses de su desarrollo de productos, Toyota concluyó que su proceso tenía fallas debido a su énfasis en la expansión global. En algunos casos, indicó su ex presidente, los ingenieros apresuraron la salida de productos sin someterlos a suficientes revisiones de calidad, incluyendo la construcción de prototipos físicos y una dependencia excesiva en simulaciones por computadora. Toyota atribuyó a la nueva dinámica los problemas de calidad y detuvo la práctica.

Toyota identificó por primera vez los problemas en los pedales de los aceleradores en la camioneta pick-up Tundra en marzo de 2007. Después de meses de pruebas, determinó que el problema era causado por el material en el acelerador e hizo un cambio. En ese momento, la empresa lo consideró como un tema relacionado con la conducción del vehículo, no la seguridad, según documentos enviados a la Dirección Nacional de Seguridad en las Carreteras de EE.UU.

 

 

La empresa se dio cuenta de que el material usado en los aceleradores era el mismo usado en Europa, donde también experimentó problemas de calidad. Esto al final llevó a la automotriz a hacer el llamado a revisión en EE.UU., según los documentos.

Las preocupaciones sobre la calidad de los vehículos de Toyota Motor Corp. no afectarán a los automóviles en Brasil o Argentina, señalaron voceros de la empresa en ambos países. La posible falla del pedal del acelerador identificada en Estados Unidos, China y Europa no afectarán los autos de Toyota fabricados en Japón y Brasil, indicaron los voceros.

 

 

Distinta es la situación en Chile. Aunque inicialmente Toyota Chile emitió un comunicado en donde señalaba que no existirían unidades afectas, ya que la situación informada corresponde  a unidades fabricadas y vendidas en el mercado interno de EE.UU; este martes 2 de febrero confirmó que la empresa japonesa sí comercializó unidades con riesgo potencial de problemas con el sistema de frenos.

 

 

La empresa confirmó que en Chile estarían presentes los modelos Tundra y Sequoia 2010 y Avensis 2009-2010 y 157 vehículos de dichos modelos estarían en posesión de los consumidores.

Dichos modelos fueron fabricados en Estados Unidos, donde se levantó la alerta. El resto de los vehículos presentes en Chile, sería de fabricación japonesa y no representarían riesgo.

 


 


 

 

Galería Volkswagen NCC en Detroit 2010

Volkswagen NCC en Detroit 2010

1 de 14

Galería Lexus LFA

Lexus LFA

1 de 12

Galería Audi e-tron

Audi e-tron

1 de 12

Galería Toyota FT-86

Toyota FT-86

1 de 11

Galería Mini Countryman

Mini Countryman

1 de 42

Galería Kia Venga

Kia Venga

1 de 12

¿Qué opinas? Cuéntanos