Vende tu auto
Tecnología

Lamborghini quiere revolucionar todo y alinear las ruedas en tiempo real

Con este sistema, los ángulos de convergencia y la comba se podrán ajustar en tiempo real según si el auto está en pista o en la calle. Los resultados hablan por si solos.

Lamborghini quiere revolucionar todo y alinear las ruedas en tiempo real

La alineación de las ruedas en un auto es un tema importante, puesto que el ajuste correcto de los ángulos de convergencia y divergencia (toe) así como la comba (camber), permitirán que la maniobrabilidad del auto sea la esperada, tanto en temas de dirección como de agarre. Los fabricantes han diseñado el auto en base a ciertas medidas, como para que el auto se asiente bien en la calle y saque el mayor partido de la suspensión y neumáticos. 

Pero si queremos lograr otros objetivos en nuestra conducción (como en un auto de drift, de pista, de autocross, de rally o de carrera en óvalo), estos parámetros se pueden modificar, aunque tienes que estar dispuesto a sacrificar algo, sea el gasto en los neumáticos, en confort de marcha o en el tacto de la dirección. Es aquí donde entra Lamborghini, quienes hace rato que están desarrollando una masa que permite hace cambios en tiempo real a los ángulos de toe y camber de sus autos.

Con esto, el auto podría cambiar su comportamiento y agilidad en pista, logrando tiempos de vuelta más rápidos y dependiendo menos de sistemas electrónicos de control, para una sensación más genuina de conducción. Y luego, cuando sales de la pista, los ángulos vuelven a su posición normal.

Este desarrollo, llamado Active Wheel Carrier, está siendo liderado por Rouven Mohr, el jefe técnico de Lamborghini y lo están probando en el eje trasero de un Lamborghini Huracán. La mayoría de los autos deportivos tienden a tener un poco de camber "negativo" para lograr mejor agarre en curvas cuando la suspensión está comprimida y cuando el auto está "cargado" hacia un lado, pero este setting reduce un poco la tracción y el agarre en línea recta. Con este sistema, el auto podrá recalibrarse rápidamente según la zona de la pista, ofreciendo la agilidad ideal, sin compromisos y sacando el máximo provecho de la geometría de la suspensión y el dibujo del neumático.

El prototipo del sistema, accionado por un motor eléctrico de 48v, permite 6,6° de ajuste en convergencia o divergencia y entre 2,5° de camber positivo y 5,5° de camber negativo. Ambos planos se pueden ajustar al mismo tiempo y al sistema le toma un segundo ajustar hasta 60 grados, o sea para estos márgenes, el cambio será imperceptiblemente rápido, lo suficiente como para recortar de 2 a 5 segundos por vuelta en distintas pruebas de velocidad.

¿Lo veremos a futuro? Todo dice que podría implementarse en el sucesor del Huracán. Aún está en desarrollo, pero quien sabe si alcanza a estar listo para cuando eso suceda.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas