Vende tu auto
Novedades

Un Tesla cae por un barranco de 80 metros y todos sus ocupantes sobreviven de milagro

Al ver cómo quedó el vehículo, el accidente toma la dimensión de milagro.

Un Tesla cae por un barranco de 80 metros y todos sus ocupantes sobreviven de milagro

Los vehículos están diseñados para soportar impactos, pero no de cualquier tipo. Y caerse 80 metros por un acantilado dando tumbos, definitivamente no está en los planes de nadie, ni siquiera de quienes diseñan y prueban los vehículos en materia de seguridad.

Pero lamentablemente, exactamente eso fue lo que le sucedió a cuatro personas que se desplazaban en un vehículo eléctrico Tesla por los caminos que bordean el acantilado oportunamente llamado The Devil's Slide, (El Tobogán del Diablo) en California, EE.UU. Según testigos, al salir del túnel la carretera se torna empinada, y el vehículo salió del asfalto y terminó en el abismo cerca del mar, luego de caer por 80 metros.

Los socorristas dicen que los resultados de un accidente de esta magnitud fueron un milagro. Los cuatro ocupantes de un Tesla sobrevivieron con heridas moderadas, lo cual es increíble cuando podemos ver los restos. El esfuerzo de rescate involucró múltiples helicópteros y técnicas de emergencia avanzadas dada la topografía, que se sumaron a la dificultad de enfrentarse a un vehículo eléctrico que hay que decirlo, no tuvo ningún principio de incendio que haga peligrar las vidas humanas.

Lo primero que hicieron los rescatistas fué detectar movimiento a través de binoculares en la parte delantera del Tesla averiado. Para acelerar el rescate, las autoridades solicitaron apoyo de helicópteros y mientras esperaban el apoyo aéreo, los bomberos bajaron por el acantilado y rescataron a dos niños, de 9 y 4 años, con la ayuda de una canasta de emergencias.

Una vez que llegaron los helicópteros, pudieron rescatar efectivamente a los dos adultos en el vehículo, por lo que se presume que era una familia completa. De los ocupantes, la peor parte se la llevaron los adultos con las lesiones moderadas antes mencionadas, y los niños rescatados increíblemente resultaron prácticamente ilesos.

La Patrulla de Caminos de California (CHP) todavía está investigando la causa del siniestro y según su investigación inicial, no se cree que el Tesla estuviera operando en modo de piloto automático o de conducción autónoma total cuando ocurrió el accidente.

Las mismas autoridades señalan que estos accidentes lamentablemente son frecuentes, pero dada la brutal geografía, rara vez rescatan a algún ocupante con vida. Lo que sucedió esta vez fue mucho más que buena suerte.

Rescate del Tesla al fondo del abismo

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuentanos que opinas