Novedades

¡Llegaron las bicicletas inflables!

En una universidad japonesa crearon este vehículo eléctrico, que resulta muy fácil de trasladar.

¡Llegaron las bicicletas inflables!

El impulso de la movilidad sustentable en la industria vehicular no se detiene. El objetivo de minimizar los daños generados al medio ambiente a partir de soluciones eléctricas lleva a ideas nunca antes imaginadas. Una de ellas surgió en la Universidad de Tokio (Japón), donde desarrollaron una bicicleta que, por ser eléctrica, resulta amigable con el ecosistema, pero además es muy práctica para trasladar. Hablamos de Poimo, una “bici” portátil e inflable.

La estructura del vehículo, cuyo nombre deriva del acrónimo “Portable and Inflatable MObility” (Movilidad Portátil e Inflable), se construyó en poliuretano termoplástico (TPU). El proceso de inflado (que debe ser perfecto para la comodidad del conductor) se realiza empleando una bomba de aire que cumple con su cometido en poco más de un minuto. Luego se le ajustan las cuatro ruedas, los extremos del manubrio, la batería y el motor. Una vez lista, de acuerdo con sus creadores, pesa apenas 7,8 kilos, 2,3 kg de los cuales corresponden a la estructura inflable. Tras realizar el recorrido planeado se desinfla por completo y así puede guardarse en un morral.

Además de su comodidad de traslado, la bicicleta resulta sencilla de fabricar al evitar procesos de ensamblaje y soldaduras, típicos de un modelo tubular. Básicamente se crea uniendo diferentes telas, que derivan en una estructura que también funciona como suspensión, por lo que amortigua cualquier imperfección del camino.

Por lo visto en su video presentación (míralo abajo de la nota), su cómodo traslado parece no traducirse en su manejo: la posición de las piernas del conductor no es la más conveniente, debido a que la bicicleta no cuenta con apoyapiés, por lo que el usuario tendrá que mantener sus miembros inferiores en el aire durante todo el recorrido.

Por lo visto en su video presentación (miralo abajo de la nota), su cómodo traslado parece no traducirse en su manejo: la posición de las piernas del conductor no es la más oportuna debido a que la bici no cuenta con apoyapies alguno, por lo que aquel tendría que mantener sus miembros inferiores en el aire durante todo el recorrido.

El prototipo fue probado en Japón y, según sus creadores, recibió comentarios positivos, pero también recomendaciones, como, por ejemplo, la posibilidad de usar llantas más grandes (para superar los baches sin mayores problemas) o mejorar el apoyo en la postura de conducción. 

Sus desarrolladores consideran que pueden mejorar su propuesta e incluso creen que es posible reducir aun más el peso total.

¿Qué te pareció? ¿Usarías una?

Presentación de Poimo

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuéntanos que opinas