BMW X2 2018: para barajar y cambiar las reglas de juego
30/10/2017 Industria

BMW X2 2018: para barajar y cambiar las reglas de juego

Con la X2, BMW hace borrón y cuenta nueva.

BMW una marca más clásica que Mercedes-Benz cambió el chip y de a poco se ha ido reinventando. De llevar los valores de la marca más allá, sacarse lo que no sirve y regenerarse. Buenas iniciativas son el Serie 8 y el venidero Z4.

Hacía falta un poco de presión. Con el X1 volviéndose un crossover más tradicional y el X3 ya posicionado en su rol de SUV compacto, a BMW le faltaba un crossover juvenil para ir a la guerra con el Infiniti QX30 o con el Audi Q2. En realidad, lo tenían, en la forma del MINI Countryman, un auto que podríamos considerar uno de los primeros modelos de este subsegmento tan popular y que tiene a todas las marcas, premium  y  de masa, por igual agarrándose la cabeza. Un carro que lo haga todo, que sea práctico, fresco y audaz como un hatchback, pero con ciertas aptitudes todo-terreno para salir a comerse el mundo y mucha conectividad.

Pero volviendo a BMW, así como el Serie 1 en su tiempo fue un golpe completo, hay espacio y recursos para hacer que el X2 sea un buen producto, con los todos los atributos que el público de estos vehículos pide, pero con el corte de distinción bávaro.

Para darnos cuenta que este BMW no es común y corriente, hay que mirarlo de frente, donde los recortes triangulares que dan forma a sus nuevas tomas de aire y sus doble riñones que de manera inédita se ensanchan en la parte inferior, comunican rebeldía, algo que no les vendría mal a los otros modelos de la casa germana. En el pilar C nos encontramos con un detalle bastante singular, el logo de BMW incrustado como en aquellos BMW 2000 CS y BMW 3.0 CSL de antaño, haciendo eco de un espíritu que no reniega jamás de la deportividad.

El X2 se alza sobre una plataforma de 4360 mm de largo, 1824 mm de ancho y 1526 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2670 mm y un baúl que permite entre 470 y 1355 litros de capacidad, más que suficiente para cualquier circunstancia.

La gama de motores tambien es muy versátil considerando tres ofertas iniciales para su lanzamiento como son el sDrive 20i de 2 litros, cuatro cilindros, 192 Hp y 280 Nm de torque, más dos opciones diésel en la forma del xDrive 20d y 25d, ambos impulsados por el mismo 2 litros TwinPower Turbo, pero con diferencias en gestión electrónica que le permiten ofrecer 190 y 230 Hp respectivamente, con cifras de torque de 400 y 450 Nm. Como puede darse cuenta por su nomenclatura, el motor a gasolina está disponible con tracción delantera, mientras que los diésel emplearan un sistema de tracción integral on-demand inteligente xDrive, asociado a una transmisión Steptronic de 8 velocidades. En el modelo bencinero en tanto, la transmisión será una automática de 7 velocidades con doble embrague.

Hacia adelante, otros motores y otras versiones en la forma del xDrive20i, sDrive18d y xDrive18d se harán presente, completando una gama muy versátil y abierta a cualquier cliente. De hecho, ya habiendo probado algunos de estos motores en el Countryman y en otros modelos del grupo BMW, sabemos que funcionarán de maravilla.

Como buen BMW, también se ofrecerá un paquete M-Sport, con suspensión dinámica rebajada y detalles distintivos tanto en el exterior como en el interior.

Y ya que mencionamos el interior, el habitáculo es típico BMW, orientado hacia el conductor y con un diseño que nos resulta muy familiar de toda la gama, pero con materiales de primer nivel en clave más urbana, detalles que se notan en la elección de tapicería, color de los despuntes y molduras. 

La tecnología no puede quedar atrás y el X2 contempla los servicios BMW Connected y BMW ConnectedDrive, así como un sistema de Head-Up Display a color y un paquete opcional llamado Driving Assistant Plus, que contempla algunas funciones automatizadas como el Traffic Jam Assistant cuando toca avanzar lento en el tráfico o el Parking Assistant que ayuda a detectar estacionamientos y a realizar las maniobras pertinentes.

Para finalizar, el programa EfficientDynamics que BMW emplea en sus modelos, tambien alcanza al X2, mejorando el rendimiento ecológico del modelo, con funciones tales como sistema Start&Stop, modo: Eco Pro, neumáticos de baja resistencia al rodaje e incluso una bomba de aceite que cuenta con distintos mapeos de funcionamiento según su uso.

El debut del BMW X2 será en marzo del próximo año.

¿Qué opinas? Cuéntanos